Lifting de Muslos y Brazos

El lifting de muslos y brazos es un procedimiento quirúrgico dirigido a mejorar la forma y tersura de las extremidades, además de reducir el volumen y la piel sobrante. Con la técnica de la tracción de la piel, que se basa en un estiramiento de la misma, se puede lograr una apariencia más juvenil -al elevar el tejido descolgado por la edad o por haber sufrido una pérdida importante de peso en poco tiempo.

El Procedimiento

El lifting de muslos se denomina también lifting crural, y el de brazos recibe el nombre de lifting braquial o braquioplastia. El primero de ellos consiste en eliminar la piel sobrante y el tejido graso localizado sobre todo en la cara interior de los muslos, mientras que el segundo está basado en el mismo procedimiento pero tratando la zona interna de los brazos. El fin de ambas intervenciones consiste en conseguir una piel firme, tersa y alisada, eliminando el aspecto descolgado que, además, es un rasgo que da la sensación de envejecimiento.

El preoperatorio

Para un lifting de muslos o brazos se aplica anestesia general, por lo que es necesario como en otras operaciones que se realice un análisis de sangre, una radiografía de tórax y un electrocardiograma. Todo ello le será prescrito por su cirujano plástico. Éste ha de identificar también las zonas de depósitos grasos y piel descolgada, y evaluar las condiciones de ésta. Deje de fumar, el tabaco es muy perjudicial y los tejidos necesitarán aportaciones extras de oxígeno para regenerarse con la mayor rapidez posible, su salud se lo agradecerá y su cicatrización será siempre mejor.